EL DEVENIR HISTORICO & EL IMPERIALISMO. A LOS 466º DEL GRITO LIBERTERIO DEL REY MIGUEL

Los pueblos del mundo luchan todos los días para mantener y consolidar su independencia, soberanía y autodeterminación en contraposición al orden mundial establecido por poderes imperiales que mantienen permanentemte la intención de recolonizarnos a través de métodos cada vez más replanteados, hoy vemos por ejemplo como nuestros enemigos históricos operan a través de organismos multilaterales, bloques regionales, gobiernos proimperialistas, actores políticos de derecha, ultraderecha y sobre todo el imperio Estadounidense dirigido por Donald Trump, se confabulan para tratar de doblegar a los pueblos de la “Nacionalidad Latinoamericana” como lo dijo el General de hombres libres Augusto Cesar Sandino en su Plan de Realización del Supremo Sueño de Bolívar del 20 de marzo de 1929.
El imperio Estadounidense sabe que el DEVENIR HISTORICO conspira contra el interés hegemónico de rendir el mundo a sus pies, dado que esta concepción filosófica recoge los procesos de liberación que se dieron en los distintos periodos de tiempo que marcaron la independencia y la Venezolanidad, pero más interesante aun, nosotros y nosotras somos herencia absoluta de aquellas personas que escribieron su historia con sangre en ese proceso dinámico que las ciencias sociales quieren invisibilizar, bajo la premisa de dominarnos en mayor intensidad, mientras menos sepamos de nuestra historia llena de rebeldía, resistencia, cimarronaje y victoria.
Por eso hoy, cuando se cumplen 466 años del levantamiento insurgente en las minas de Buría (Municipio Simón Planas del Estado Lara) por el Rey Miguel, que en alianza estratégica con indígenas de la zona se planteo tomar Barquisimeto que estaba bajo régimen español para ser liberada totalmente, rindo tributo al ejemplo de rebeldía indómita propiciado el 22 de diciembre de 1552, esta gesta preindependestista y antiesclavista Afro desde la óptica del devenir histórico la interpreto como una ejercicio antiimperialista, que estamos obligados a estudiar profundamente.
Además, el espíritu de lucha que caracterizo al Rey Miguel contra el sistemas esclavista y su liderazgo político produjeron una rebelión que más tarde se convirtió en el primer grito de libertad altisonante para desalojar del poder al imperio español que venía cometiendo crímenes de lesa humanidad contra la población Indígena, Africana y sus descendientes, tal cual, podemos ilustrarlo mejor en nuestros días donde el imperio estadounidense a través de las sanciones económicas y financieras, la dictadura mediática, el asedio internacional y el intento de aislamiento diplomático pretende aniquilar nuestra Revolución Bolivariana, en este contexto, el grito libertario altisonante lo ejercemos activamente millones de personas que estamos resueltas a construir el socialismo y no dejarnos quitar el poder político, por eso, es sumamente importante ubicar el lugar de enunciación de la lucha que estamos dando para no hacer el juego imperial.
Así mismo el DEVENIR HISTORICO nos obliga a repensarnos en Revolución, si bien nos da la fuerza moral y espiritual para combatir el imperialismo desde lo ideológico, también nos exige mantener siempre la autocritica y la problematización en función de ir mejorando la acción de gobierno, desde mi modesto punto de vista todo indica que estamos destinados y destinadas a ser victoriosos y victoriosas, sin embargo, esto no se da solo, y entro en el dilema; ¿será que la Corrupción, el burocratismo y el racismo institucional cuentan con la voluntad y la fuerza necesaria para desacelerar el avance que hasta hora lleva la Revolución Bolivariana y mantenernos en una guerra económica a la cual le hemos aplicado paliativos? Esta interrogante se fundamente en las 3 líneas estratégicas planteadas por el Presidente Nicolás Maduro el pasado 20 de diciembre del año en el Congreso Bolivariano de los Pueblos.
Estamos en el momento oportuno para redireccionar el funcionamiento de las instituciones diseñadas por el mandato constituyente de 1999 en función de cumplir con los fines esenciales del Estado Venezolano, tipificado en el artículo 3 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, de allí, es ineludible el reconocimiento de los aportes afrodescendientes intrínsecos en la Venezolanidad, sin embargo, no es solo reconocerlos, sino, incluir este elemento étnico en la Constitución aprovechando que estamos en un proceso constituyente que debe sentar las bases de manera orgánica para concretar una victoria contundente frente al imperio norteamericano.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.