Declaración en defensa de la Universidad Federal de la Integración Latinoamericana (UNILA)

La Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad (REDH) y la Sociedad Latinoamericana de Economía Política y Pensamiento Crítico se manifiestan públicamente en defensa de la UNILA, Universidad Federal de la Integración Latinoamericana.

La UNILA está ubicada en Foz do Iguaçu, Brasil, en la región de la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay. Su proyecto fundacional empezó a ser debatido el 2007 en el ámbito del Mercosur, como iniciativa para la Integración regional. En 2010 es creado su campus en Brasil, mediante la Ley Federal n. 12.189/10 aprobada en aquel entonces por unanimidad, que afirma que la UNILA “tiene como misión institucional específica formar recursos humanos habilitados a aportar a la integración latinoamericana, al desarrollo regional y algunas intercambio cultural, científico y educacional de América Latina, y especialmente en el ámbito del Mercosur”. En marco similar, se ha creado también la UNILAB (Universidad de la Integración Internacional de la Lusofonía Afrobrasilera).

Desde su fundación, la UNILA ha recibido miles de estudiantes latinoamericanos de fuera de Brasil, desde por lo menos 12 países hermanos (Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, El Salvador, Haití y Cuba), y llegó a tener la mitad de sus estudiantes ingresados por esta vía y provenientes de las capas financieramente menos favorecidas en Nuestra América.

Cuenta actualmente con alrededor de tres miles de estudiantes en 31 carreras de grado y 5 programas de master, siendo que todas las carreras de grado -de la Medicina al Cine, de las Ingenierías a la Antropología- incorporan obligatoriamente un Ciclo Básico de Estudios que se extiende por dos años, conformado interdisciplinariamente por estudios de Lenguas (portugués y castellano), estudios en metodología científica y epistemología latinoamericana, y tres semestres de disciplinas de Estudios Latinoamericanos, que conjuntamente marcan la identidad de la UNILA y el carácter único de esta universidad.

Tras venir sufriendo ya hace años con ataques a su proyecto desde parte de una fracción de la base docente de la propia universidad, de parte de fracciones del gobierno y de parte de rectorías impuestas por el Ministerio de Educación, en el actual escenario político brasileño estos ataques se han profundizado.

Esta semana, el diputado federal Sérgio Souza (PMDB/PR) propuso -a través de una enmienda aditiva a la Medida Provisoria 785/2017 que será votada por el Congreso- la extinción de la UNILA y su transformación en Universidad Federal del Oeste del Paraná, que le quitaría todo lo específico de su proyecto integracionista.

La enmienda es inconstitucional una vez que ha sido propuesta sobre una medida que tiene otra finalidad (refiere al financiamiento para asistencia estudiantil en ámbito nacional y, en sí misma, lo ataca a punto de cambiar el carácter de clase de las universidades brasileñas, con la evasión de los/las estudiantes más pobres).

No obstante, en la actual coyuntura brasileña, bajo un gobierno que ha perpetrado un Golpe articulado en el ámbito parlamentario, judiciario, mediático y policial y que ha acelerado la aprobación en el Congreso del desplome y destrucción de los derechos laborales del pueblo brasileño (con la revisión de las leyes laborales, de pensiones y sobre subcontratación), el hecho de que la propuesta de extinción de la UNILA sea inconstitucional tristemente cuenta poco.

Esta ofensiva, pese a que sea también específica y particular, no la podemos disociar de la actual ofensiva de las clases dominantes locales y extranjeras contra las conquistas de las/los trabajadoras/trabajadores y los pueblos latinoamericanos, que se viene desarrollando en aras de incrementar las tasas de ganancia y avanzar contra la organización emancipatoria de nuestros pueblos.

En estos momentos, cabe a las/los Intelectuales que nos posicionamos en defensa de la humanidad denunciar más este ataque y defender una vez más la integración solidaria de Nuestra América, hacia el fin de la mercantilización de la vida.

En este sentido, nos sumamos a la iniciativa popular que está en curso en Brasil para que se rechace la enmienda aditiva a la MP 785/2017 que propone la extinción de la UNILA y nos dirigimos a la Comisión Especial y a la Relatoría que evaluará el proceso, tanto como al Congreso brasilero y al Frente Parlamentario que se ha conformado en apoyo a la UNILA, solicitando el voto en contra de dicha enmienda.

Carmen Bohórquez (Venezuela ), Omar González (Cuba), Atilio A. Boron (Argentina), Hugo Moldiz (Bolivia), Nayar López (México), Juan Manuel Karg (Argentina),
Katu Arkonada (País vasco/Bolivia), Marilia Guimaraes (Brasil), Ángel Guerra (Cuba/ México), Luciano Vasapollo (Italia), David Comissiong (Barbados), Ana Esther Ceceña (México), Alicia Jrapko (Argentina/ EE.UU), Gilberto López y Rivas (México), Carlos Molina (El Salvador), Carlos Fazio (México), Roger Landa (Venezuela), Ariana López (Cuba)

Camille Chalmers (Haití), Julio Gambina (Argentina), Antonio Elias (Uruguay), Wim Dierckxsens (Costa Rica), Josefina Morales (México),  Carolina Jimenez (Colombia), Agostina Costantino (Argentina), Martin Kalos (Argentina), Lila Molinier (Paraguay), Orángel Rivas (Venezuela) Claudio Lara (Chile), Consuelo Silva (Chile), Niemeyer Almeida (Brasil), Marina Machado (Brasil),

Dirección web para sumarse a la iniciativa popular que está en curso en Brasil con el objetivo de lograr el rechazo de la enmienda que propone la extinción de la UNILA: http://www.peticaopublica.com.br/pview.aspx?pi=BR100837

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.