Convención Republicana

Publicada · Actualizado

   Una amiga mexicatrump-convencion-768x512na recordaba que su abuela repetía que lo normal es que todo joven sea socialista a los veinte, pero que “entre en razones” a los sesenta. Y, como miembro del “Club de Irracionales del
Mundo”, esta amiga, en sus setenta, persiste en sus militancias.

   Con ella, presencie la Convención del Partido Republicano, solo para comprobar los síntomas de la consolidación de la dictadura corporativa- militar en los Estados Unidos. El show de la proclamación de Trump no tiene parangón y ratifica todas la señales de alarma enumeradas por Eric Fromm en su libro
“Miedo a la Libertad”, sobre el surgimiento del fascismo.

El tema principal de la Convención fue “Orden y Seguridad”, para “restaurar la grandeza” de USA. El
discurso se centro en los ataques terroristas de ISIS en Europa, y en los “ataques” a la policía, sin mencionar el hecho de que no fueron perpetrados por terroristas sino por veteranos negros de la guerra contra Afganistan, enfurecidos por el asalto a la vida de hombres negros.

Asombradas, observamos entre los delegados republicanos a representantes mexicanos, a quienes
Trump caracterizo como “violadores y asesinos”. Hasta donde se antepone el interés, a la dignidad y el
decoro?

   Por la tribuna pasaron Giuliani, quien enfatizo la defensa de “los policías, o azules”; Marco Rubio y Ted Cruz, cubanoamericanos abusados por Trump, pero fieles al ultraderechismo republicano; y la esposa de Trump, una Barbie eslovena famosa por sus desnudos en Penthouse, quien llego no se sabe como a USA y se nacionalizo en 2006. Como tiene 18 anos con Trump imaginamos que algo tuvo este que ver con su arribo.

El hecho de que copiara el discurso de Michelle Obama,  sus poco convincentes llamados a defender “los valores familiares” (discurso de moda de cortesanas alrededor del mundo); y sus ardorosa defensa de los ideales de su marido.

El discurso más agresivo fue el de una congresista, quien afirmo que “no hay batalla que el ejercito de USA no pueda ganar”, y entre gritos de !USA USA USA!, hablo de acabar con Irán y China. Nos preparamos pues para una gran Guerra donde USA Trump/ezara con una nación islámica de 70 millones de habitantes y con una deuda astronómica, no reconocida, con la China, arma principal de defensa del gigante asiático. Es lo que pasa cuando demagogos y gente sin un conocimiento mínimo de la Historia asume el liderazgo de una nación.

Descorazonada, salí a respirar y me encontré con dos procesiones del Divino Niño, entre flores y bandas municipales. Y ese mundo mágico latinoamericano me hizo confiar en que la humanidad sobrevivirá

Todos los Trump/ezones de lo definido por Einstein como infinito: la estupidez humana.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.