Dilma, según El País

Dilma.Como conozco a Dilma Josef y experimente la felicidad de participar en uno de sus actos de campaña en Porto Alegre, (Gordo, me tienes que devolver mi peluca verde y amarilla) me voy a remitir a lo que el diario español dice de ella:
Dilma es “una luchadora irreductible cansada de traidores”, “procede de una buena familia de Belo Horizonte. La recuerdan como una niña seria, estudiosa, tenaz y memoriosa. A los 20 años se unió a la formación clandestina de extrema izquierda Política Obrera. Fue entrenada para disparar y montar bombas. La temible policía brasileña de la dictadura la detuvo y torturo durante veinte días. Recibió tantos golpes en la cara que se le desencajo la mandíbula. Pero no revelo nunca la dirección de la casa que compartía con su compañera Celeste. Jamás hablo. Se mantuvo firme”.
Añado que en las sesiones de tortura conoció a quien se convertiría en su esposo, también torturado, y padre de su única hija.
“Hay una ficha de la delegación de la Policía referente a esta detención. En uno de los apartados se dice que “no está arrepentida”.
“Esa misma personalidad férrea y ese carácter irreductible, terco, recto y poco dado a la improvisación ha sido determinante…en el desarrollo el impeachment que hoy la aparta del poder. Ella es rigorista, es una tecnócrata no una política, no le gusta mucho el contacto con los diputados o los representantes de los movimientos sociales y eso ha sido determinante para que al final el Congreso le dé la espalda”.
Porque en la política, sobretodo o cuando se trata de coaliciones de partidos, y en la brasileña, con 30 partidos diferentes, “formar una coalición estable de gobierno es un puro ejercicio de malabarismo. Hay que saber dar, recibir, halagar y transigir”, en lo que Lula era un maestro.
Curiosamente, los que la enjuiciaron y sacaron del poder proceden de un “Senado donde el 60% de los congresistas están acusados de corrupción”, lo que explica que le teman como el diablo a la cruz, a “la Rouseff y a su familia, a quien nadie le ha encontrado nada turbio”.
Mientras, Judas Temer, Temer Breve, ya mostró sus cartas nombrando como nuevo ministro de justicia al actual secretario de seguridad del Estado de Sao Paulo, Alexandre de Moraes, responsable de una gestión policial donde uno de cada cuatro asesinatos es cometido por la policía.
Como secretario de Agricultura nombro al multimillonario Mario Maggi, uno de los mayores productores de soya del Brasil, responsable de impulsar un proyecto de ley que minimiza el requisito de las licencias ambientales.
Y después dicen que Chávez no tenía razón cuando disolvió el Congreso venezolano.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.